El suicidio indoloro es posible para aquellas personas que piensan en suicidarse. El suicidio es una decisión trascendental en nuestras vidas, donde queremos dar fin a la misma. Nos sentimos inconformes con nosotros mismos, sentimos que molestamos y que no deberíamos existir.

Son muchos los factores que inciden el pensamiento suicida en las personas. El acto de suicidarse viene cargado de experimentar emociones fuertes y tensiones sentimentales que nos hacen tomar esta decisión.

Pero existe otra forma de suicidarse. Un suicidio indoloro que permite restaurar nuestro ser, y comenzar desde cero. No hace falta acabar con nuestra vida para dar por terminado todo. Siempre tenemos la oportunidad de empezar de nuevo y elegir la vida que deseamos.

Haz un cambio radical de vida.

No te suicides, cambia tu vida

El suicidio indoloro es una opción que no sabes que existe, pero que puedas tomar. Cambia tu vida, no te suicides, es la forma más indolora de suicidarse. Solo tu tienes el poder de tu vida para cambiar y decidir el rumbo de tu vida.

Suicidarse es una de las peores formas de dar fin a nuestra etapa en este mundo. La vida nos pone obstáculos y retos, y es muy fácil suicidarse y dejar un lado todos esos problemas. Es mucho fácil destruir que construir. Mucho más sencillo abandonar que conservar.

El suicidio es la solución más fácil a nuestros problemas, pero no es la manera correcta de afrontarlos. Los problemas debemos enfrentarlos y encararlos como seres humanos fuertes que somos.

No decidas suicidarte, decide cambiar. Decide tomar las riendas de tu vida y hacer ese cambio que te dará la vida que deseas. Cambia y deshazte de todos los males que forman parte de tu vida. Cambia para mejorar y para ser quien quieres llegar a ser.

Renuncia a todo, menos a ti

Renuncia a todo, menos a ti. Renuncia a tu trabajo, a las personas tóxicas que te rodean, a los problemas. Renuncia a todo aquello que no aporta valor a tu vida, renuncia a aquello que resta y no suma.

El mejor suicidio que puedas hacer, es matándote, pero no a ti, sino a todo aquello que te hace retroceder. Deshazte y desapegate de personas, cosas, situaciones que hagan cuestionar tu vida y menospreciar te como persona.

El suicidio indoloro es posible si buscas ese cambio de vida, ese reinicio de tu ser para empezar de nuevo y encontrarte a ti mismo. Pero este reinicio no podrás llevarlo a cabo hasta que decidas renunciar a lo que estás aferrado.

En muchas ocasiones, planificar nuestra vida no tiene éxito porque siempre existirán obstáculos y problemas. Esto nos puede generar frustración y mucha negatividad. Y en algunos casos, el golpe emocional es tan fuerte que algunos ven el suicidio como la decisión más acertada.

Suicida tus problemas, suicida las personas que obstaculizan tu progreso, suicida a lo que te estás aferrado. Sé como el agua y adáptate a las circunstancias y al contexto. Sé como el río y adáptate a los obstáculos sin perder tu dirección. 

También puedes leer otras opiniones de psicólogos sobre suicidios.

La presión nos hace crecer

Muchas personas que deciden tomar la decisión de suicidarse, lo hacen porque no pueden sostener todo el peso de los problemas y la adversidad. Debes entender algo. Los problemas existen para hacernos crecer como seres humanos.

Pasar por momentos muy delicados y complicados, puede hacernos sentir mal con nosotros mismos. Y las personas que son emocionalmente inestables tienden a caer en pensamientos suicidas para resolver todos sus problemas. Sin embargo, la vida nos enseña cómo vivirla si la vivimos lo suficiente.

Sin duda alguna, la vida mejora para bien con la edad. Cada vez que vivimos, aprendemos cada día de nosotros, de las experiencias, las vivencias y las circunstancias que nos sucedan. ¿Y con qué aprendemos más? Con los malos momentos y circunstancias negativas.

A partir de las malas experiencias, las malas rachas y las adversidades, los que nos fortalece como personas. Aprende de todos los errores, traumas y situaciones negativas por las que pasas o hayas pasado. Y conviértete en esa nueva persona que con cada error y mal momento que vivas. Cambia tu vida para mejorar, y aprende del suicidio indoloro para convertirte en la persona que quieres llegar a ser.

Cambia tu vida ahora