No estás solo,  aquí te enseño algunas recomendaciones para evitar suicidarse. Muchos de nosotros hemos tenido pensamientos suicidas en algún momento de nuestras vidas. Sentirse así no es un defecto de carácter, y no significa que estés loco, débil o con defectos. Sólo significa que tienes más dolor del que puedes soportar en este momento.

Este dolor parece abrumador y permanente en este momento, pero con tiempo y apoyo, puedes superar tus problemas y el dolor y los sentimientos suicidas pasarán.

10 Consejos para evitar suicidarse

Hace falta mucho valor para enfrentarse a la muerte y alejarse del borde del abismo, es necesario cambiar de vida en lugar de suicidarse, para lograrlo sigue estos consejos que te serán de gran ayuda en estos momentos tan difíciles:

1- Comunica lo que te sucede

debes hablar con alguien

Habla con alguien todos los días, preferiblemente cara a cara. Aunque tengas ganas estar solo, pídele a tus amigos y conocidos de confianza que pasen tiempo con contigo.

2- Haz un plan de seguridad

Desarrolla un conjunto de pasos que puedas seguir durante una crisis suicida. Debes tener a mano los números de contacto de tu médico o terapeuta, así como de amigos y familiares que te puedan ayudar en caso de emergencia.

3- Planifica tus días

Realiza un horario escrito para ti todos los días y apégate a él, sin importar lo que suceda. Mante una rutina regular tanto como sea posible, incluso cuando tus emociones parezcan estar fuera de control.

4- Haz contacto con el sol o a la naturaleza por lo menos 30 minutos al día

pasa tiempo con el sol o a la naturaleza

Realiza una rutina de ejercicios tan vigorosamente como te sea posible, por lo menos 30 minutos  al día. Pero puedes empezar de a poco. Tres ráfagas de actividad de 10 minutos pueden tener un efecto positivo en el estado de ánimo.

5- Toma tiempo para las cosas que le traen alegría

Incluso si muy pocas cosas te dan placer en este momento, esfuérzate por hacer las cosas que solías disfrutar.

Así es que aprendes a Cómo suicidarse sin dolor

6- Recuerde sus metas personales

Es posible que siempre hayas querido viajar a un lugar en particular, leer un libro específico, tener una mascota, mudarte a otro lugar, aprender un nuevo pasatiempo, ser voluntario, volver a la escuela o formar una familia. Escribe tus metas personales.

7- Cambia de ambiente

es importante Cambia de ambiente

Si alguna vez consumiste drogas y es el medio en el que te desenvuelves, trata en lo posible de cambiar de ambiente. Los pensamientos suicidas pueden hacerse aún más fuertes has tomado drogas o alcohol.

Es importante que no uses drogas ni alcohol cuando te sienta desesperado o esté pensando en suicidarte.

8- Ten esperanza

Incluso las personas que se sienten tan mal como tú ahora se las arreglan para sobrevivir a estos sentimientos. Ten esperanza en esto. Existe una muy buena probabilidad de que puedas superar esto, sin importar cuanta desesperanza o aislamiento estés experimentando actualmente. Sólo date el tiempo necesario y no trates de hacerlo solo.

9- Pide apoyo

Aunque no lo parezca en este momento, hay muchas personas que quieren apoyarte en estos momentos difíciles. Busca a alguien. Habla con alguien que no intente discutir sobre cómo te sientes o juzgarte. Encuentre a alguien que simplemente te escuche y esté ahí para ti.

No importa quién sea, siempre y cuando sea alguien en quien confíes y que esté dispuesto a escuchar con compasión y aceptación. Incluso cuando has decidido en quién puedes confiar para hablar, admitir tus pensamientos suicidas a otra persona puede ser difícil.

Dígale a la persona en quien confía que usted está pensando en el suicidio. Si es muy difícil para ti hablar de ello, intenta escribirlo y entregarle una nota a la persona en la que confías o envíale un correo electrónico o un mensaje de texto.

Si la primera persona con la que te pusiste en contacto no parece entenderlo, díselo a otra persona o llama a una línea de ayuda para casos de crisis suicidas. No dejes que una mala experiencia te impida encontrar a alguien que te pueda ayudar.

10- Busca la ayuda de un terapeuta

Busca la ayuda profesional

Recuerde que si bien puede parecer que estos pensamientos y sentimientos suicidas nunca terminarán, nunca es una condición permanente. Te sentirás mejor de nuevo. Mientras tanto, hay algunas maneras de ayudar a lidiar con tus pensamientos y sentimientos suicidas.

Un terapeuta especialista puede guiarte en el camino a la recuperación que estás buscando, este te dará las herramientas necesarias para superar la crisis y aprender a lidiar con esa emociones que se salen de control y te hacen pensar en el suicidio.

Aunque tus pensamientos y sentimientos suicidas hayan disminuido, busca ayuda para ti mismo. Experimentar ese tipo de dolor emocional es en sí mismo una experiencia traumática. Encontrar un grupo de apoyo o un terapeuta puede ser muy útil para disminuir las probabilidades de que te vuelvas a sentir suicida en el futuro.

Toma estos 10 Consejos para evitar el suicidio de un amigo

5 pasos para la recuperación ante un pensamiento suicida

Sigue estos pasos para que puedas recuperarte de este episodio en tu vida que sin duda es de cuidado:

1- Identifica los desencadenantes

 Las situaciones que te llevan a sentimientos de desesperación o generan pensamientos suicidas, como un aniversario de una pérdida, alcohol, estrés, lugares, personas o situaciones.

2- Cuídate mucho

Come bien, no te saltes las comidas y duerme lo suficiente. El ejercicio también es clave: libera endorfinas, alivia el estrés y promueve el bienestar emocional.

3- Construye tu red de apoyo

Rodéate de influencias positivas y de personas que te hagan sentir bien contigo mismo. Apóyate en las personas que te rodean y en tu comunidad, esto te ayudará a mantenerte positivo y en el camino de la recuperación.

4- Desarrolla nuevas actividades e intereses

Encuentra nuevos pasatiempos, actividades de voluntariado o trabajo que te den un sentido de significado y propósito. Cuando estás haciendo cosas que te satisfacen, te sentirás mejor contigo mismo y es menos probable que los sentimientos de desesperación regresen.

5- Aprende a lidiar con el estrés de una manera saludable

Encuentra maneras saludables de mantener tus niveles de estrés bajo control, incluyendo ejercicio, meditación, uso de estrategias sensoriales para relajarse, práctica de ejercicios sencillos de respiración y cuestionamiento de los pensamientos autodestructivos.

Espero que todo lo que te hemos mostrado en este artículo sean de gran ayuda para la situación por la que estás pasando y que tengas una pronta recuperación.